≡ Menu

Reforma del Sistema Financiero

Tras la reunión del consejo de ministros del pasado 11 de Mayo se anunciaron nuevas medidas para la reforma del sistema financiero español. Quizás la más importante de ella era el aumento de las provisiones, tanto para los llamados activos problemáticos, como para los que lo son menos y la obligatoriedad de constituir sociedades inmobiliarias a las que traspasar los activos tóxicos.

El hecho de aumentar las dotaciones tiene en el balance un efecto “sanador” en cuanto que supone un ajuste más aproximado de los activos a la realidad, corrigiendo el valor por medio de provisiones, aunque no queda claro el hecho de traspasar los activos a sociedades inmobiliarias puesto que aunque estos elementos ya no se computen en el balance como activos, porque en teoría ya no pertenecen al banco, sí que lo hacen de forma indirecta ya que aunque fuese en forma de participaciones estás serían también susceptibles de provisionar.

Otro impacto que tendrá en algunos casos será como es de suponer la disminución de ingresos o incluso la obtención de pérdidas por la dotación de estas provisiones con las consiguientes consecuencias para los tenedores de deuda subordinada o de participaciones preferentes que como está empezando a ser habitual no obtendrían remuneración alguna por su dinero al igual que los accionistas que dirían adiós al dividendo que hasta la fecha les ha estado aportando interesantes beneficios.

Por último y al margen de otras valoraciones que podríamos plantear no olvidemos que en la recién creada reforma laboral ya existen elementos específicos para considerar un despido como causa objetiva que como sabemos contempla una indemnización de 20 días por año con un máximo de 12 mensualidades.

Para alegar causas económicas tienen que producirse pérdidas o estar previstas o constatarse una disminución de ingresos o ventas durante tres trimestres consecutivos. Si nos libramos por la segunda no lo haremos por la primera porque en muchos casos la obtención de pérdidas está servida.

En resumen, esta reforma plantea demasiadas dudas aunque es posible que otra solución no fueran necesariamente mejor, quizás la cuestión esté más en saber hacer los malabarismos suficientes para guardar el equilibrio necesario para que no se nos desparramen los bolos dando al traste con el espectáculo.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment